Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un hombre sospechoso de matar a su mujer en L'Hospitalet

El presunto agresor tiene 73 años de edad y su víctima 70

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 73 años por presuntamente matar a su mujer en el barrio de Santa Eulalia de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), según han informado fuentes policiales.
Los hechos han ocurrido sobre las 7:50 horas de este viernes y diversos vecinos de la zona han avisado de que una mujer se había precipitado desde el balcón de un duodécimo piso y se encontraba en el suelo.

La pareja vivía en el número 186-188 de la calle Riera Blanca y, según fuentes cercanas al caso, no había denuncias previas por maltrato. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que la ha atendido en el lugar de los hechos, ha certificado su muerte.

La víctima, de unos 70 años y nacionalidad española, era la mujer del detenido, Miguel V.S., también de nacionalidad española, y ambos llevaban viviendo muchos años en el barrio de Santa Eulalia.

Los vecinos han explicado que después de los hechos el marido ha bajado a la calle y se ha entregado.
En declaraciones a los medios de comunicación, Manuel, uno de los vecinos de la pareja, ha explicado que cuando el cuerpo de la víctima se encontraba ya en el suelo, "ha bajado el marido y ha dicho "esta es mi señora y la he tirado yo".

Otro de los vecinos, Francisco Ortega, ha comentado que "el marido era un hombre muy serio y muy recto" y la víctima "muy simpática y cariñosa". Este vecino se ha mostrado sorprendido por lo sucedido porque "jamás" vio a la pareja discutir.

Por su parte, otro de los vecinos, José, ha lamentado la muerte de la víctima y ha explicado que esta mañana ha recibido la llamada de su hija, vecina de la pareja, que le decía que había "una señora muerta en la calle".