Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El inicio de verano en la plaza de Riazor, un peligro para los bañistas

La coruñesa playa de Riazor tiene un pronunciado y peligroso desnivel. Una duna parece ser la causa, una gigantesca barrera de arena de 362 metros que se coloca en invierno para proteger el paseo marítimo del azote de las olas y se retira ahora. Pendientes de la autopsia, el último fallecimiento en la orilla hace unos días ha hecho saltar la alarma. A falta de una solución, lo mejor será ir con cuidado para un verano sin sobresaltos.