Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperando el desahucio

Es una de las últimas veces que entra a su casa. Después de 8 años sus padres han decidido echarla. Begoña tiene 43 años y vive con sus 3 hijas menores de edad. Sobreviven con 200 euros de manutención al mes y con lo poco que gana limpiando las casas de sus amigas. Podrían incluso separarla de sus hijas, por eso Arístides está luchando para que el Gobierno de Canarias le de una vivienda.