Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La denuncia viral de un médico andaluz tras ver a sus pacientes y a los de tres compañeros

Carlos Bautista Ojeda, un médico de Málaga, ha denunciado con un vídeo compartido en redes sociales la situación de la sanidad andaluza. Sus declaraciones se han hecho viral rápidamente. Bautista denuncia que en una mañana ha visto a sus pacientes, a los de un compañero jubilado, a los de una compañera de baja y a los de otros médicos que está de vacaciones. En total, dice, 60 ó 70 personas hasta las 13h.

Bautista, al final de su jornada laboral de la mañana, saca unos minutos para denunciar con un vídeo que la Junta de Andalucía no sustituye a los médicos jubilados, de baja o de vacaciones. Así dice que en una mañana ha visto, además de a sus pacientes, a los de un médico jubilado ya hace meses, a los de una doctora que lleva de baja un año y a los de otro médico que disfruta de sus merecidas vacaciones.
También se ha visto obligado a atender a pacientes “perdidos sin número, sin encontrar a sus médicos de consulta a consulta”. Bautista contabiliza entre 60 y 70 personas las atendidas hasta las 13 horas.
El médico denuncia que "no tenemos derecho a quejarnos ni a decir la verdad. Pues la verdad es que esta Sanidad que están haciendo es una Sanidad con unos resultados obscenos. A lo mejor son unos resultados muy buenos económicamente, pero desde el punto de vista sanitario son terroríficos porque hemos visto a los pacientes deprisa y corriendo para hacer el trabajo tan abrumador que nos ponen a los médicos en Andalucía".
No es la primera vez que Bautista se vale de las redes para denunciar la precariedad del sistema andaluz de salud. En otras ocasiones ha denunciado cómo el sistema daba citas cada minuto. Con mucha ironía explicaba en redes que la Junta había argumentado que se trataba de un error y que los médicos podrían dedicar 13 minutos a cada persona.