Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer con cáncer denuncia sentirse 'violada' por la seguridad de un aeropuerto

Denise Albert ha denunciado públicamente la desagradable y humillante experiencia que vivió en el aeorpuerto internacional de Los Ángeles. La mujer, enferma de cáncer de mama, tuvo que sorportar que los agentes de la Seguridad en el Transporte de EEUU le inspeccionaran e intentaran "realizar una búsqueda íntima" en público.

Una mujer enferma de cáncer de mama ha denunciado públicamente que se sintió 'violada' por la actuación de varios agentes de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos. Denise Albert ha asegurado que intentaron realizar "una búsqueda en su cavidad corporal íntima en público" después de que ella avisara de que tenía una crema médica en su bolso.
Albert, que es colaboradora de un programa matutino y copresentadora en un programa de radio en EEUU, se encontraba en el aeropuerto internacional de Los Ángeles (EEUU) cuando le ocurrió la desagradable y humillante experiencia.
La mujer aseguró que le hicieron quitarse la peluca, que quedaron al descubierto las llagas que tenía en los pies y que, a pesar de que le señaló a los agentes de la TSA que tenía un Port-a-Cath en el pecho y que no quería que se lo tocasen, la advertencia no fue escuchada.
La locutora pidió a los agentes sentarse, ya que su quimioterapia le había dejado los pies cubiertos de llagas y no podía ni tocar el suelo. Más tarde, los agentes le requirieron para hacerle una búsqueda íntima y le facilitaron el traslado a una habitación, pero Albert no podía caminar ya que no le devolvieron sus botas.
Los agentes la inspeccionaron detenidamente, incluso decidieron quitarle la peluca: "Yo no quería que me la tocaran o me la movieran, porque me la arruinarían", señala. "Posteriormente, un agente a la fuerza y agresivamente me llevó las manos hacia atrás y bajó mis pantalones vaqueros. Trataron agresivamente de hacer una búsqueda íntima en mi cuerpo en público".
Las palabras de Albert se refuerzan con unas imágenes en vídeo que muestran cómo una mujer toca su pecho a pesar de la enfermedad que padece la presentadora. Albert también ha sido intervenida de una lumpectomía, una cirugía para eliminar un bulto creciente en su pecho después de haber sido diagnosticada con cáncer de mama en diciembre de 2015.
Albert presentó una queja formal e hizo pública su historia. El TSA contactó con ella por teléfono para pedirle disculpas. Señala que como pasajera no está obligada a quitarse los zapatos, y que los agentes deben preguntar si tiene áreas sensibles que deben evitar. La presentadora también denuncia que cuando los agentes revisaron en sus pertenencias, bromearon sobre la búsqueda de sus pestañas postizas, momento en el que la mujer señaló que había perdido todo su cabello como consecuencia del tratamiento contra el cáncer de mama. "Nunca me he sentido más humillada ni violada en mi vida".