Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncia a un pederasta en Facebook al hacerse pasar por su hija de 9 años

Tabletcuatro.com

Una madre dejó que su hija, de 9 años, tuviera un perfil de Facebook con la condición de no chatear en privado y de que la madre pudiera supervisar todo el contenido. Lo que no esperaba es que su hija recibiera un mensaje sospecho que prontó comprobó que pertenecía a un adulto. Después de hacerse pasar por su hija, esta mujer reunió suficientes pruebas para denunciar al pederasta. 

Ha ocurrido en el  barrio Los Molinos, en Santa Fe. Una mujer, Sabrina Barco, comenzó a sospechar de un usuario de Facebook que hacía preguntas demasiado personales a su hija. La pequeña, según cuenta la madre a la web Minutouno, no tenía permiso para hablar con nadie en privado, y su progenitora podía revisar todo el contenido de la menor.
Sin embargo, uno de los internautas, Cristian G. llamó la atención de esta madre. A través del chat, empezó a enviarle mensajes a la niña, un contenido al que la pequeña no tenía acceso en su tableta pero la madre sí en su teléfono móvil. Al ver que el hombre tenía varias fotos de niños y amigos menores de edad, Sabrina decidió entonces hacerse pasar por su hija para averiguar las intenciones de aquella persona.
Entonces iniciaron una conversación en la que él llegó a preguntarle si podía verle las bragas y qué llevaba debajo de la camiseta. Esta madre pudo saber que el acosador era un hombre de 32 años que reside en la localidad de Marciel. 
Con las pruebas reunidas, puso en conocimiento de la fiscalía de Casilda. Poco después, le informaron de que el hombre había sido detenido. Ella asegura que ha recibido amenazas por las denuncias pero que seguirá trabajando para que "lacras" como él estén en el lugar que les corresponde.