Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El delicado rescate de un gato atrapado en la puerta de un garaje

El delicado rescate de un gato atrapado en la puerta de un garajetelecinco.es

La aventura de Bella finalmente acabó bien, pero la situación pintaba muy peliaguda. Un pequeño gató quedó atrapado en una puerta de un garaje, sin que pudiera salir. A pesar de que varios vecinos intentaron ayudar al animal, fue el sheriff, Mike Scott, quién rescato a Bella, que tan solo sufrió unos pequeños hematomas.

La oficina del sheriff de Luisiana, en Estados Unidos, ha compartido la delicada historia del rescate de un gato atrapado en una situación francamente alarmante.
Además, la oficina ha querido agradecer a todos los vecinos que ayudaron al sheriff a rescatar al animal, ya que decenas de personas se volcaron en la liberación del minino.
"Un gato estaba atrapado entre la puerta del garaje de una vivienda y la pared", señaló Mike Scott, un capitán retirado pero que había vuelto a trabajar de forma parcial, en un comunicado en la página oficial de Facebook de la oficina del Sheriff.
Scott manifestó que varios vecinos y trabajadores ya estaban intentando ayudar a Bella, que así se llama el gato, cuando se personó en el lugar de los hechos. Con mucho cuidado y sin poner en peligro al pobre animal quitaron la moldura superior del marco de la puerta para liberar a Bella.
La oficina quiso compartir una fotografía de Mike Scott junto al gato, que por suerte, solo sufrió algunos hematomas, según recoge Huffington Post. "No soy una persona de gatos, pero nadie quiere ver sufrir a un animal", señaló Scott.
Su dueño estuvo haciendo unos recados durante el día, y cuando regresó a casa se enteró de lo sucedido. El propietario cree que Bella estuvo durmiendo la parte superior de la puerta del garaje, y que cuando abrió la puerta, no se dio cuenta de que el pobre animal estaba allí.