Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelan un cultivo de cerca de 400 plantas de marihuana en una casa de Alzira

Desmantelan un cultivo de cerca de 400 plantas de marihuana en una casa de AlziraPolicía

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un cultivo de cerca de 400 plantas de marihuana en una vivienda de Alzira (Valencia) y han detenido a un matrimonio y a otro hombre como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

La vivienda comunicaba con un almacén a través de un patio con ventanas y puertas tapiadas, en cuyo interior los agentes localizaron un total de 386 plantas de marihuana, todas con sus respectivos focos, arrancadores eléctricos y aparatos de aire acondicionado repartidos por la edificación. También descubrieron que existía un enganche ilegal a la luz.
Las investigaciones se iniciaron en octubre del año pasado al tener conocimiento los agentes de que en esta vivienda de Alzira se podría estar cultivando marihuana. Los policías averiguaron que en el domicilio no residía nadie y que diariamente tres personas entraban y salían sin pasar la noche allí.
Asimismo, observaron como, en ocasiones, los ahora detenidos llevaban sacos de tierra y fertilizantes. Por ello, establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del domicilio y comprobaron que la casa despedía olor a marihuana y que se escuchaba un ruido de lo que podrían ser máquinas de aire acondicionado y extractores.
En el posterior registro intervinieron 400 plantas de marihuana con un peso aproximado de 9,7 kilos, 33 focos, cinco aparatos de aire acondicionado, cuatro ventiladores y material para el cuidado de la plantación.
Por todo ello, arrestaron a un matrimonio con antecedentes policiales, formado por una mujer de 29 años y un hombre de 36, y a otro varón de 32 años como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Los sospechosos han pasado a disposición judicial.