Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paga 12.000 dólares por viajar tres meses con el cadáver del Yeti

Yetitelecinco.es

"Me han roto el corazón", ha dicho Andrew Clacy tras ser estafado. Un vendedor de coches, apodado por sí mismo como 'el rastreador maestro de los yetis', Rick Dyer, publicó en Internet que había matado al legendario Yeti. Para ganar credibilidad, adjuntó unas fotos junto a la falsa criatura. Es entonces cuando Clacy deja su casa en Australia para unirse a la aventura: recorrer Estados Unidos con el cadáver del supuesto 'Bigfoot'.

Aunque Dyer ya había sido descubierto en una anterior estafa en 2008 -un vendedor de disfraces anunció que 'el especialista en yetis' había alquilado uno de los trajes de la peluda criatura-, decidió intentarlo de nuevo. El defraudador viajó durante tres meses junto a su víctima. Sin embargo, Clacy afirma que durante el trimestre nunca tuvo ninguna sospecha sobre que el cuerpo fuera falso. "Era viscoso e igual que la pata de un perro", señalaba.
Tras gastarse 12.000 dólares en el tour estadounidense y echar a perder su empresa, Clacy descubrió que había sido engañado mediante un 'post' de Dyer en Facebook. "¡Sincerarse en todos los aspectos es necesario para empezar de nuevo! De ahora en adelante diré la verdad. No más mentiras, ni cuentos falsos, ni búsquedas inútiles", anunciaba el estafador en la red social.
"Tenía el corazón roto cuando regresé a Australia. Me siento como un tonto", declaraba el perjudicado. Además señala que "había gente más lista que también lo creyó".
Pero si Andrew Clacy no tenía suficiente, el estafador decidió ir más allá: acusó a Clacy de cómplica afirmando que conocía la verdad durante todo el viaje. "Me está destruyendo seriamente", lamenta Clacy. "Pensaba que sería parte de algo grande. Creía que haría historia."
El falso Yeti ha sido finalmente vendido en Colorado al 'Mr. Happy Wellness Centre', un centro médico de dispensación de marihuana.