Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crucero más grande del mundo establece su base en el puerto de Barcelona

Si no nos asomamos a cubierta, nos olvidamos que estamos a bordo de un crucero. Una auténtica ciudad flotante. La más grande del mundo. 
Aquí van a convivir durante 7 días casi 9 mil personas. Entre pasajeros y tripulantes. Pero quizá algunos ni lleguen a cruzarse. 
Esta avenida principal con vistas al cielo vertebra 7 vecindarios temáticos. Hay más de 2700 camarotes. Y por tener, tiene hasta morgue. 
La tecnología es uno de los puntales de este barco. Un ejemplo, el Bar biónico. Donde los cócteles los sirven los camareros robot. 
Para alejarse del trasiego, un paseo por el mayor jardín del mundo dentro de un crucero. 12 mil plantas y árboles. Salgamos. En las 18 cubiertas, diversión sin fin. Los toboganes más altos del mar. Simuladores de surf. Y hasta una pista de patinaje. 
Un barco más largo que la Torre Eiffel surcando el Mediterráneo desde Barcelona, su base durante toda la temporada.