Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho cosas que no deberías hacer si has subido de peso estas fiestas

Engordar estas fiestacuatro.com

Aumentar de peso durante estas fiestas es de lo más habitual. Los alimentos ricos en calorías, las grasas y el alcohol son tentaciones díficiles de evitar. Pero si has cogido algo de peso estos días, no te agobies, aquí tienes unos consejos sobre lo que no debes hacer según señala la especialista en Nutrición de la revista de salud femenina 'Women’s Health', Keri Glassma.

Qué no debes hacer si has cogido algunos kilos en estas fechas. Sigue estos consejos de la experta en Nutrición Keri Glassma para la revista 'Women´s Health', según recoge biobiochile.cl.
1. Saltarte comidas.  Saltarte comidas no te ayudará a perder peso a largo plazo. Los estudios muestran que comer cada pocas horas ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre y evita que estés más hambriento en la siguiente ingesta. Hay que comer cada pocas horas. Una buena opción es preparar comidas en porciones pequeñas que harán bien al cuerpo y te mantendrán satisfecho.
2. Autocastigarte y culparte. Odiarte a ti mismo e incluso insultarte y faltarte el respeto no hará que la grasa desaparezca de tu cuerpo. Acepta tu aumento de peso como algo temporal y céntrate en las opciones que tienes de ir a mejor.
3. Comprar ropa nueva. Como se trata de un aumento de peso temporal no hace falta irse de tiendas. Eso sí, usa la ropa que te ayude a sentirte mejor. No hay que torturarse de lo mal que te queda la ropa, el buen ánimo es fundamental para tomar mejores decisiones alimenticias.
4. Pesarse obsesivamente.  Hay que pesarse una vez a la semana por la mañana. La clave para la pérdida de peso saludable es mantenerse de buen ánimo, ser paciente con la dieta y el ejercicio, dormir lo suficiente y controlar tus niveles de estrés. Normalmente, una persona no debe perder más de un kilo por semana. Recuerda que tu peso fluctuará dependiendo de la cantidad de agua retenida, la hora del día y los niveles hormonales. 
5. Excederse con el ejercicio. Comienza de forma lenta y constante a realizar ejercicio. Si se exige demasiado al inicio, el aburrimiento puede llegar rápido o incluso una lesión. Hay que tener en cuenta que un exceso de ejercicio puede conducir a comer en exceso.
6. Probar una dieta de moda. Las dietas generalmente promueven algún tipo de receta milagrosa para bajar de peso, tales como cortar un grupo de alimentos en particular. El problema es que, una vez que te desvías de la dieta, aumentas de peso y muchas veces esto viene en forma más rápida y descontrolada. La clave para la pérdida de peso sostenida está en comer alimentos no procesados que incorporan un equilibrio de grasas saludables, carbohidratos ricos en nutrientes y proteínas magras. 
7. Ignorar las señales de hambre. Hay que escuchar al cuerpo. Hay que comer cuando tienes un poco de hambre y dejar de comer cuando estés ligeramente satisfecho.
8. Obsesionarte con lo que no puedes comer.  Enfoca tu atención en todo lo que puedes comer y no en lo que no debes.