Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi, Cristiano, Neymar, Rosell... El mundo del fútbol empañado por la corrupción

Desde hace más de un siglo el fútbol se caracteriza por ser un deporte noble, de respeto valores y honestidad. Pero con la llegada del fútbol moderno, las cifras que mueve se han disparado, y son muchos los jugadores, entrenadores, directivos que han evadido impuestos.

Este es un rápido repaso por los casos más sonados:

Por ejemplo, Iker Casillas, el exportero del Real Madrid nunca ha sido acusado por lo penal, pero sí condenado a pagar 2 millones por evasión fiscal. Javier Mascherano, reconoció ante el juez que había defraudado 1.500.000 euros. Xabi Alonso, vendió sus derechos de imagen a una sociedad de Madeira para no tributar en España y dejar de declarar hasta 3 millones de euros. Algo menos que Neymar Jr. acusado de estafa y corrupción por un fraude de más de 9 millones.

Ni los mejores jugadores del mundo se salvan. Leo Messi, condenado a 21 meses de prisión por defraudar más de 4 millones de euros. Cristiano, Denunciado por la fiscalía por un fraude de 14 millones. El primero ya declaró, el segundo deberá hacerlo como imputado ante el juez el próximo 31 de julio.

Fraudes en el campo, pero también en los despachos. Sandro Rosell, ex-presidente del F.C. Barcelona blanqueó 15 millones en comisiones irregulares de sus fichajes, ahora está en prisión.

Millones, millones y más millones. Un deporte cuya modernización lo ha hecho evolucionar de meter goles en una portería, a metérselos a hacienda.