Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vive 555 días llevando un corazón artificial en una mochila hasta lograr un trasplante

Vive 555 días llevando un corazón artificial en una mochila hasta lograr un trasplanteUniversidad de Michigan (University of Michigan Health System)

Con 25 años, Stan Larkin, natural de Ypsilanti, Michigan, EEUU, ha vivido 555 días llevando un corazón artificial en una mochila. Soportando el peso del dispositivo, de unos 6 kilos, ha logrado sobrevivir a su miocardiopatía hasta encontrar un donante para lograr el trasplante de corazón.

El joven de 25 años Stan Larkin, natural de Ypsilanti, ciudad ubicada en el condado de Washtenaw, en el estado de Michigan, EEUU, ha logrado sobrevivir durante más de un año sin corazón, llevando en su lugar uno artificial en una mochila que portaba consigo las 24 horas del día durante los 7 días de la semana.
En concreto, Stan estuvo 555 días llevándolo. Fue en 2014 cuando se convirtió en el primer paciente de Michigan en tener un corazón artificial como este, conocido como 'Syncardia'. Con un peso aproximado de 6 kilos, el dispositivo está conectado al sistema vascular bombeando sangre oxigenada a través del cuerpo. Su uso se aplica a las personas con una insuficiencia cardiaca total y su complejo propósito, en caso de que el procedimiento sea exitoso, es mantenerles con vida durante el tiempo en que están a la espera de un donante para el implante.
En este caso, tanto Stan como su hermano Dominique fueron diagnosticados desde adolescentes con miocardiopatía por herencia genética, una enfermedad del músculo cardiaco que supone que aquellos que la padecen siempre se encuentran en riesgo de sufrir un paro cardiaco de forma súbita o inesperada, además de padecer con frecuencia sucesivas arritmias.
Por ello, después de años en la lista de espera para encontrar un donante, tanto Stan como su hermano tuvieron que enfrentarse a una operación para reemplazar sus corazones por el Syncardia.
"Ambos estaban muy muy enfermos cuando nos encontramos por primera vez en la unidad de cuidados intensivos", explicaba el cirujano Jonathan Haft, del 'Frankel Cardiovascular Centre' de la Universidad de Michigan, en declaraciones recogidas por Science Daily.
"Queríamos conseguir un trasplante de corazón para ellos pero pensamos que no teníamos tiempo suficiente. Había algo en su única situación anatómica en donde cualquier otra tecnología no iba a funcionar", cuenta.
Y es que mientras otros dispositivos como los desfibriladores automáticos implantables (DAI) pueden ayudar frente a insuficiencias cardiacas parciales, el Syncardia es empleado cuando los dos lados del corazón fallan.
Afortunadamente, Dominique solo necesitó usar esta tecnología durante unas pocas semanas antes de recibir el ansiado trasplante, pero Stan aguantó más de un año llevando este 'corazón portable' ante su reticencia a permanecer postrado en la cama de un hospital.
Pese a la complejidad de su situación, 555 días más tarde desde entonces, ha conseguido un donante y se ha completado el trasplante de corazón con éxito en un triunfo de la medicina, la técnica, y del propio Stan, que "se ha convertido en un héroe" local en su universidad y, con su caso, "ha impulsado el desarrollo de esta tecnología" aún más, para perfeccionarla y para lograr salvar más vidas en casos como el suyo.
Foto: University of Michigan Health System