Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un novedoso dispositivo impide a los conductores arrancar el coche si han bebido

Intensificar los controles por alcohol y drogas es, según el Ministro del interior, la forma más eficaz para garantizar la seguridad en nuestras carreteras. Lo que todavía no se contempla sobre la mesa es un novedoso dispositivo diseñado para detectar conductores que se ponen al volante e intentan arrancar bajo los efectos del alcohol.

El sistema ya se utiliza en países como Suecia o Estados Unidos. En Francia es obligatorio en todos los autobuses, incluidos los escolares, desde el año 2010. Una medida positiva para evitar el alcohol y sus consecuencias al volante.