Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho consejos para evitar las picaduras de mosquitos

Ocho consejos para evitar las picaduras de mosquitostelecinco.es

Los mosquitos son muy molestos en verano. Lo son por su ruido por las noches y sobre todo sus picaduras. Y aunque es prácticamente imposible pasar un verano sin que nos pique mosquitos, sí que podemos tomar una serie de consideraciones para evitar que estos insectos nos acribillen a picaduras durante los meses de calor.

1. No ir a los lugares en los que hay nidos de mosquitos. Sitios como aguas estancadas, basura, comida sin tapar y jardines con flores son los lugares en donde más posibilidades tenemos de recibir picaduras de mosquitos.
2. No usar olores fuertes. Si no queremos atraer a los mosquitos es importante no utilizar colonias o jabones que desprendan olores dulces.
3. Utilizar repelentes de mosquitos. Estos tienen que contener dietiltoluamida, ya que ayuda a evitar las picaduras de este molesto insecto. Es fundamental seguir las recomendaciones sobre el modo de aplicación y la frecuencia en la que puede ser utilizado.
4. Cuidar la higiene corporal. El hecho de no ducharse a diario puede producir una mayor sudoración, lo que invitaría a los mosquitos a picarnos.
5. Hacer uso de ropa de manga larga. Aunque parezca demasiado duro utilizar mangas largas en verano, existen prendas anchas y finas que pueden ser muy útiles a la hora de prevenir las picaduras.
6. Tener apagada la luz cuando las ventanas estén abiertas. Es lógico que en verano se tengan las ventanas abiertas para refrescar la casa por la noche, pero si no disponemos de mosquiteras es importante tener la luz apagada para no atraer a los insectos.
7. Evitar salir en la medida de lo posible al amanecer y al anochecer. Durante estas dos etapas del día los mosquitos son más activos y pican con una mayor frecuencia, por lo que es recomendable no estar en la calle en esas horas.
8. Sacudir la ropa tras recogerla del tendedero exterior. Debido a que la ropa ha estado en la calle, es importante sacudirla para evitar que algún mosquito se haya quedado dentro y pueda picarnos después.
Y si estos consejos no impiden que algún mosquito te pique, siempre se puede acudir a los tratamientos calmantes. Estos, que deben ser consultados con un farmacéutico antes de aplicarlos, están indicados para aliviar el dolor y picor una vez que se ha producido la picadura.