Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los consejeros catalanes de Territorio y de Interior llegan a la estación donde se ha producido el accidente

Los consellers de Territori, Josep Rull, y de Interior, Joaquim Forn, se han desplazado a la estación de Francia de Barcelona donde este viernes un tren de Rodalies ha chocado contra el tope del final de línea dejando a una cincuentena de personas heridas.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se está desplazando a Barcelona con motivo del accidente en el que, según el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), hay 48 heridos de diversa consideración, 18 de ellos requieren ser trasladados a un centro médico y cinco están graves, y todavía hay 30 pasajeros pendientes de valoración.
Según han informado desde Protección Civil de la Generalitat, ha activado la alerta el Plan de emergencias en transporte de viajeros por ferrocarril (Ferrocat) tras el accidente, que ha ocurrido a las 7.15 horas.
La parte delantera del tren que ha impactado contra el tope está gravemente dañada --se ha tapado con una lona-- y los otros dos vagos siguientes también presentan afectaciones, además de que se han acordonado varios andenes, según ha podido comprobar Europa Press.
Uno de los viajeros que iba en este tren de la R2 sur, Javier, ha explicado en declaraciones a los medios que el problema se ha agravado porque muchos viajeros se ponen de pie cuando se está llegando al final de trayecto, y han sido estos los más afectados: "Nos hemos caído", ha explicado.