Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Congeló esperma a los 13 años por miedo a no poder tener hijos en el futuro

Greg NashGREG NASH

Desde muy pequeño, Greg Nash soñó con formar una gran familia. Sin embargo, su sueño se vio truncado cuando los médicos le diagnosticaron cáncer y le dijeron que, debido la quimioterapia, seguramente se quedara infértil. Durante toda su vida ha luchado con esa carga aunque recientemente le dieron buenas noticias: finalmente sí que puede tener hijos.

Apenas tenía 13 años cuando un bulto empezó a crecer en su cuello. Los médicos le dijeron que se trataba de un tumor, aunque no le dijeron si se trataba de uno benigno o maligno, y se lo extirparon. Sin embargo, ahí no terminó la odisea ya que fue trasladado a Royal Marsden, un hospital infantil especializado en cáncer de Reino Unido. Fue allí donde le comunicaron que tenía cáncer y que para curarse era necesario que se sometiese a quimioterapia. Entonces le advirtieron que este tratamiento podía dejarle esteril de por vida.
Ese niño asustado de 13 años tuvo que plantearse entonces si de mayor quería tener hijos y trató de ponerle remedio congelando esperma. Sin embargo, durante muchos años, Nash estuvo asustado por la posibilidad de que las mujeres le rechazasen por su condición aunque con el paso de los años se fue haciendo a la idea de que jamás tendría hijos.
Pero todo cambió cuando fue a su última revisión. “El año pasado fui a dar otra prueba de esperma- después de 10 años ellos necesitan para evaluar si quedarse con la prueba anterior o deshacerse de ella. El médico me dijo que la quimio no me había afectado. Soy fértil” explicó al diario ‘Mirror’. Actualmente, Nash está ‘rehaciendo’ su futuro con su novia Yasmine.