Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 17% de españoles chatea en su smartphone cuando está al volante

Irlanda multará con 1.000 euros a quien manipule el móvil al volanteFoto: Gtres

Un 17% de conductores españoles admite utilizar el dispositivo móvil en su función de smartphone, esto es, para chatear, mientras se encuentran al volante, según una encuesta realizada por RACE, BP y Castrol. Los datos del estudio también reflejan que casi un 60% de conductores también utiliza el móvil para hablar, ya sea con o sin manos libres, según han informado BP, Castrol y RACE en un comunicado conjunto.

Estas son algunas de las conclusiones que se extraen de la encuesta, elaborada en 15 países de Europa (incluyendo España).
Este estudio europeo ha revelado que, en España, al igual que en otros países como Finlandia, Francia, Italia, Suiza, Luxemburgo, Portugal, Holanda y República Checa, los ciudadanos consideran que el uso de smartphones en carretera es un problema "muy importante" para la seguridad vial, mientras que en Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia, Hungría y Suecia, se trata de un problema "importante".
En cuanto a la legislación, España es uno de los países donde está prohibida la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro sistema de comunicación, excepto si la comunicación se realiza con un dispositivo de manos libres (tampoco está permitido el uso de cascos, auriculares o instrumentos similares).
Al contrario ocurre en Italia, Holanda, Suecia, Austria, Bosnia, Suiza, Luxemburgo y República Checa, donde no existe una norma específica sobre el uso de teléfonos móviles.
Respecto al importe de las sanciones en Europa, se ha descubierto que la media se sitúa en los 105 euros y que España se sitúa como el segundo país con la sanción por el uso del móvil más elevada (unos 200 euros).
Holanda encabeza la lista con un castigo de aproximadamente 230 euros, según los datos recopilados de 19 países europeos.
Por todo ello, BP, RACE y Castrol han puesto en marcha, con el apoyo de la DGT, la campaña en redes sociales #StopChatear (www.stopchatear.com), con el objetivo de concienciar a los españoles sobre el riesgo que supone utilizar el teléfono móvil mientras se conduce.