Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quienes compartan un premio de 'El Niño' superior a 2.500 euros tendrán que ceder a Hacienda el 20% de su participación

El colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) recuerda que quienes compartan un premio del Sorteo Extraordinario de 'El Niño' superior a 2.500 euros tendrán que ceder a Hacienda el 20% de su participación, aunque ésta sea inferior a esa cifra, pues el impuesto se exige al premio, independientemente de cómo y cuánto esté participado.
Asimismo, si una persona que obtiene un premio de gran envergadura quiere regalar un pellizco a familiares o amigos, las arcas públicas se verán doblemente 'premiadas' pues el beneficiario de la donación deberá tributar ese 'regalo' por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
Los técnicos de Hacienda recuerdan que Loterías realiza directamente la retención de estos premios al cobrarlos, así los agraciados recibirán el importe con el impuesto ya descontado y solo tendrán que anotar el premio en la declaración de la Renta, por lo que declarar el premio no tendrá ningún impacto en el IRPF, salvo añadir en su declaración los rendimientos que les genere, como intereses bancarios.
Además, como la cuantía del premio no se incluye en la base general ni en la del ahorro del IRPF, los premiados no se verán afectados a la hora de pedir becas, prestaciones de asistencia o cualquier otra ayuda pública que dependa de los ingresos y no del patrimonio.
Por último, como cada año los técnicos de Hacienda advierten del peligro de revender décimos a personas o intermediarios interesados en blanquear dinero negro, ya que los agraciados que lo hagan no podrán acreditar ante Hacienda el origen de estos fondos, lo que puede acabar con una inspección que exija, entre la deuda y la sanción, más del 60% del importe ganado.
Gestha considera que el impuesto a los premios de Lotería dificulta el blanqueo al detectarse mejor el cobro repetitivo de premios por una misma persona, pero no acaba con esta práctica, ya que los defraudadores pueden tratar de lavar importantes cantidades de dinero negro acaparando varios décimos premiados en una localidad y pagando una comisión al importe neto del premio.