Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sus compañeros reaccionan emocionados ante la nueva prótesis de pierna de su amiga

Anu lleva siete años de su vida con su pierna amputada, sin poder correr y jugar como los demás niños. Pero hoy su vida cambió. Gracias a una ayuda del gobierno británico, ha podido comprarse una prótesis de color rosa. Y como ella, 500 niños más. Así, Anu apareció en el patio de su colegio en Birmingham ante la atenta mirada de sus compañeros que, emocionados, recibían a una nueva compañera de juegos.

El dinero fue asignado para nuevas investigaciones y para asegurar que los niños tengan acceso a prótesis de actividad que les permitan correr y nadar. Para ello se ha hecho una inversión de 1 millón 700 mil euros.