Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los policías ven "extraña" la desaparición de los niños Ruth y José

El comisario que llevó el grueso de la investigación de la desaparición de los niños Ruth y José, supuestamente asesinados por su padre, José Bretón, declara hoy en Córdoba ante el Tribunal. Además, seis agentes de la Policía Nacional que estuvieron con el acusado días después del 8 de octubre de 2011 también declaraban hoy y han coincidido a la hora de señalar que la desaparición de los niños en el Parque Cruz Conde de Córdoba es "extraña", al igual que la "tranquilidad" que presentaba el acusado durante la búsqueda de los pequeños.

El comisario y jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), Serafín Castro, que se hizo cargo del grueso de la investigación de la desaparición de los niños Ruth y José, supuestamente asesinados por su padre, José Bretón declara hoy junto a otros seis agentes de la Policía Nacional que estuvieron con el acusado días después  y participaron en la búsqueda de los niños Ruth y José el 8 de octubre de 2011, fecha de autos.
Estos últimos, ante el Tribunal del Jurado de Córdoba y frente al magistrado Pedro Vela, han afirmado que ven “extraña” la desaparición de los pequeños en el Parque Cruz Conde de Córdoba. A juicio de ellos, José Bretón "no colaboró" ni en las labores de rastreo ni a la hora de poner la denuncia, en la que "no facilitaba" datos sobre los hechos, al tiempo que han declarado que les llamó la atención su "tranquilidad" pese a haber perdido a los niños.
En concreto, la séptima sesión en la Audiencia Provincial de Córdoba ha comenzado sobre las 10:05 horas, y en la misma los policías han coincidido en que la desaparición "no era normal, sino extraña", de modo que aunque al principio alguno de ellos creía su versión del parque después veían que "algo fallaba", motivo por el que uno de los agentes pensó que les estaba "mintiendo" y fueron a la finca "a ver si los tenía escondido allí" para hacerle "una jugarreta" a su mujer. Horas después a la desaparición rastrearon en la finca en un montón de arena y pensaban que los había matado, según ha declarado un agente.