Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo eres según el color de tu corbata

corbatascuatro.com

Trajes negros, grises, azul marino o beige, camisas claras, zapatos oscuros... En el mundo laboral, la corbata es el accesorio por excelencia que marca la diferencia entre los hombres. Pero la psicología del color también tiene su papel en esta prenda masculina. Cada color evoca una emoción y expresan sentimientos inconscientemente. Hablan de nosotros e influyen en la percepción que puedan tener los que te rodean. Es nuestro 'branding' personal. Dime el color de tu corbata... y te diré cómo eres.

El 'poder' del rojo
La fuerza, la pasión... no es casualidad que los políticos opten a menudo por este color. Las denominadas 'power ties' evocan inteligencia y optimismo. Como no es lo mismo el granate que el rojo pasión, cada tono tiene una expresión distinta.
Los oscuros -ya sea el burdeos o el bermellón- manifiestan confianza. Mientras las corbatas más rojas, e incluso rosas, están asociadas con la creatividad. Pero si quieres comunicar ambición, opta por el rojo brillante. Para el poder, una corbata mate o con estampados en tonos rojos reflejará la autoridad.
La confianza del morado
Expresa la confianza en uno mismo. La seguridad. Arnold Schwarzenegger ha optado en numerosas ocasiones por este color, ya que sugiere la comodidad consigo mismo.
El púrpura, símbolo de riqueza, está acaparando los puestos de trabajo. Es un color que atrae pero sin llamar la atención.
Negro sofisticado
Perfecta para una cena de lujo, o un cóctel, la corbata negra representa la formalidad. La experta en la psicología del color, Zyla, desaconseja escogerla en ciertas ocasiones. "Evítalo si es necesario ser parte del grupo para poder ascender en el trabajo", ha señalado a la BBC.
Si pretendes alcanzar la sofisticación, el gris es mejor opción. "El gris es un poco inquietante y puede parecer muy moderno", apunta el especialista Woodman. Con tonos más claros y brillantes se logrará transmitir un aspecto más elegante.
La distracción del verde y el amarillo
Tanto el verde como el amarillo tienen distintos atributos dependiendo de la cultura. El conocido como 'color esperanza' simboliza el dinero y el Renacimiento. Mientras el color 'del Sol' alude a la mala suerte en algunos países y a la tradición en otros. Son colores "demasiado llamativos" para eel ambiente laboral, apuntan los expertos. Pueden provocar distracción aunque contengan una gran carga de alegría, luminosidad y optimismo si se trata de tonos vivos.
Un 'azul' para cada momento
El básico de las corbatas. Si no quieres arriesgar, los tonos azules nunca fallan en cualquier ambiente. Recuerda al cielo, al océano. La calma y la tranquilidad. En ambiente de negocios, los estampados evitarán transmitir el mensaje equivocado. Es el color clásico de este complemento.
El más oscuro -un azul marino- alude a la seriedad y confianza; el celeste, es "suave e introspectivo"; y los más vivos, destacan en su justa medida.
'Amigables' tonos tierra... excepto para ascender en el trabajo
El marrón, el beige, salmón... son perfectos para "aquellos que se ocupan de otras personas", pues transmiten amigabilidad. Pero la extremada sencillez de estos colores pueden reflejar una persona aburrida o demasiado relajada, característica que si lo que se pretende es llamar la atención en el trabajo o ser ascendido, se deberá evitar usar estos tonos por completo.