Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los colegios concertados de la Comunidad Valenciana, ¿al borde del cierre?

La Generalitat debe a estos centros un montante que ronda los 50 millones de euros

El presidente Fabra señala que se está trabajando para resolver los impagos

Los colegios concertados de la Comunidad Valenciana están en una situación límite. La Generalitat les debe ya una cantidad que ronda 50 millones de euros y las necesidades básicas de dichos centros están en peligro. La actual situación de impago puede abocar al cierre de 450 colegios si el Gobierno regional no pone remedio. El miércoles, el presidente autonómico, Alberto Fabra, aseguró que la Generalitat "está trabajando" para poder abonar las cantidades adeudadas y resolver la situación "en las próximas semanas".
El jefe del Consell, que realizó las declaraciones tras inaugurar el colegio José Soriano de Villarreal (Castellón), subrayó que desde la Generalitat se ha reiterado "las dificultades económicas y los problemas de Tesorería que en los últimos meses hemos tenido" y que su voluntad es "poderlo resolver". 
Según publican algunos medios como el diario El País, la Generalitat valenciana adeuda a los "450 colegios concertados de la comunidad un total de 50 millones de euros", lo que afecta a "225.000 alumnos".
Por su parte, La Información publica que los padres de estos estudiantes "son conscientes de que Educación no puede garantizarles el pago inmediato de los 45 millones de euros que les adeuda, a los que sumar los programas de Formación Profesional, los bonos de Infantil de primer ciclo y el bono-libro".
Ante esta situación, el miércoles, el presidente valenciano, Alberto Fabra aseguró que "estamos trabajando y esperamos que esta situación en las próximas semanas se pueda resolver, no solo con la enseñanza concertada, sino con todos los proveedores que en este momento están esperando que la Generalitat pueda afrontar los pagos".
Además, Alberto Fabra recordó que el Consell "pone las mejores infraestructuras y 12,5 millones de euros diarios al servicio del colectivo educativo".
Asimismo, remarcó que en ocho años "420 nuevos centros se han hecho realidad, 1 de cada 4 alumnos ha podido estrenar colegio y se ha dado un vuelco cuantitativo y cualitativo en lo que es la educación de esta Comunidad".