Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los colegios católicos ahorran 2.500 millones al Estado y reducen la tasa de repetición y abandono, según la CEE

La Iglesia asegura que los colegios católicos ahorran al Estado más de 2.500 millones de euros y además reducen la tasa de repetición y los índices de criminalidad, según un estudio realizado por la CEE y validado por la auditora PwC para la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica en España, presentada este jueves 1 de junio en Madrid.
Según este informe, la formación católica en los colegios tiene beneficios directos como una menor tasa de repetición y de abandono que la media de colegios de España; e indirectos, como una mejora de la salud, una mayor tendencia a las donaciones, mayor control de gastos, reducción de las diferencias sociales y de la criminalidad. Asimismo, precisa que por cada euro invertido en estos centros se generan 5 euros en la sociedad.
Además, de los datos se desprende que los estudiantes de formación católica en Bachillerato obtienen a lo largo de su vida laboral unos ingresos un 8 por ciento superiores a los alumnos con una formación de ESO y FP. Asimismo, el estudio pone de manifiesto que los gastos por alumno son entre un 33 y un 41 por ciento inferiores en estos centros con respecto a la media de los colegios españoles.
En el caso de las universidades, a los beneficios citados anteriormente se sumarían: una mayor tendencia al voluntariado, reducción de la pobreza en el entorno, integración del alumnado extranjero y mayor esperanza de vida.
Además, la CEE asegura en su estudio que la actividad formativa de las universidades católicas genera un 30 por ciento más de impacto en la sociedad que la media de las universidades españolas de forma que por cada euro invertido genera 9 en la sociedad.
En España hay 2.593 colegios católicos en los que estudian casi 1,5 millones de alumnos y trabajan 125.517 personas. La Iglesia también tiene 15 universidades con 86.776 alumnos y 22 facultades eclesiásticas.