Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albert, de huevo de supermercado a codorniz en 30 días

Alwyn Wils compró una docena de huevos de codorniz en un supermercado de  Haarlem, en los Países Bajos. Los metió en una incubadora con la esperanza de conseguir que nacieran las crías. Uno de los huevos estaba fecundado y  después de un mes Albert rompió el cascarón. Wils documentó su experimento con este vídeo. " En internet se lee que los huevos de los supermercados no están fertilizados y quería saber si era así", explicó. Su nueva mascota Albert demuestra que no se puede creer todo lo que se lee en internet.