Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer trata de unirse al ‘club de la milla’ en un avión tras beber 14 chupitos de whisky

Una mujer trata de unirse al ‘club de la milla’ en un avión tras beber 14 chupitos de whiskycuatro.com

La pasajera de un avión, Alicia Elizabeth Lander, de 26 años, bebió 14 chupitos de whisky y decidió unirse al ‘club de la milla’ con el pasajero de al lado. Con la ropa interior hasta los tobillos fue descubierta por un auxiliar de vuelo.

La pasajera se ha declarado ‘no culpable’ de cometer un acto indecente en un avión al comparecer ante el juez. Ha alegado que estaba “tan borracha” que no se acuerda de lo que pasó, informa DailyMirror.
Pero el juez Timothy Gabriel ha desechado su ruego y la ha declarado culpable del acto de vandalismo, asalto a un policía y daños en la propiedad.
Lander empezó a beber en el aeropuerto el 24 de enero de 20124 porque estaba “deprimida” antes de tomar un avión desde Toronto, Canadá, hasta Halifax. Afirmó en el juicio que un hombre se sentó junto a ella en el bar del aeropuerto y la invitó a 10 chupitos en 20 minutos.
Después de subirse al avión, Lander siguió bebiendo y preguntó si podía cambiar de asiento para sentase con una amiga.
Una hora después de iniciado el viaje, un pasajero le dijo a un auxiliar de vuelo que las personas de lo asientos 14A y 14B estaban “a punto de unirse al club de la milla”.
El auxiliar ha testificado que encontró a Lander y a un hombre con una pequeña chaqueta sobre sus regazos, pero que se podía ver claramente lo que estaban haciendo. Le pidió a Lander que regresara a su asiento original, donde se durmió el resto del viaje.
Cuando el avión aterrizó, Lander se volvió “agresiva” y acusó al auxiliar de vuelo de mentir cuando éste dio su versión de los hechos a la policía. Un agente declaró que Lander no paró de gritar obscenidades cuando fue recogida por la policía en la puerta de llegada y también dijo que le pateó dos veces. Fue conducida a una sala de interrogatorios y, según el agente, comenzó a patear las paredes.
En estos momentos se encuentra a la espera del fallo del juez. Su compañero en el avión, Jason George Chase, de 40 años, también ha sido acusado de un acto de indecencia, del que primero se declaró 'no culpable' para cambiar después a ‘culpable’.