Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusado en Reino Unido un cirujano que practicaba "operaciones innecesarias"

Acusado en Reino Unido un cirujano que practicaba "operaciones innecesarias"Palacio de Justicia de Nottingham. Google Maps

Ian Paterson ha sido acusado de practicar operaciones “totalmente innecesarias” a miles de pacientes en Reino Unido. El Tribunal Supremo de Nottingham, Inglaterra, le acusa ahora de 17 cargos de lesiones intencionadas y 3 cargos de agresión ilegal.

Según el portal britanico DailyMail, Hasta un millar de personas se han visto afectadas por las operaciones innecesarias que el  cirujano de origen escocés, Ian Paterson les había practicado. Paterson les hacía creer que su cáncer de mama era más grave de lo que realmente era o incluso llegó a comunicar a algunos pacientes  que padecían cáncer cuando en realidad no era así.
El médico, quien residía en Altrincham, una pequeña localidad al sur de Manchester, llegó a engañar a una madre a quien despojó de su capacidad para amamantar después de someterla a dos operaciones que le dejaron una deformidad visible en el pecho.
Los fiscales del caso creen que el médico, de 59 años, practicaba estas operaciones motivado por el dinero ya que a pesar trabajar para el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, (NHS por sus siglas en ingles), todas las operaciones innecesarias de las que se le acusa tuvieron lugar en hospitales privados, donde el cirujano cobraba una gran cantidad de dinero a sus pacientes.
Paterson poseía una casa de lujo en Edgbaston, Birmingham, además de tener numerosas propiedades en Cardiff y Manchester. El cirujano también poseía propiedades fuera del patrimonio inglés como una casa de vacaciones en Estados Unidos, según la policía de West Mislands.
El Fiscal Julian Christopher QC ha afirmado que las operaciones practicadas por Paterson eran prácticas que “ningún cirujano razonable hubiera considerado justificada”.
Por su parte, Ian Paterson ha declarado en el juicio: “no estoy llamando a los pacientes mentirosos, sólo creo que recuerdan lo que recuerdan ahora”.
Los fiscales del caso han escuchado también las declaraciones que Paterson ofreció a la policía en relación con las alegaciones en enero de 2013. En ellas, el cirujano afirmó que todos los procedimientos llevados a cabo por él eran necesarios y apropiados y que además en ningún momento actuó de mala fe. Además negó que las operaciones se llevaran a cabo con propósitos financieros o con cualquier otro propósito.
El detective que ha estado siguiendo el caso de Paterson desde 2012, Dale Robertson, ha mencionado sobre Paterson el “excesivo orgullo en su trabajo” que sufría el cirujano y ha afirmado que al Paterson le gustaba “jugar a ser Dios con la vida de las personas, que gozan siendo capaces  de decirle a alguien que le ha salvado la vida”.
El NHS ha indemnizado ya con 10 millones de libras a 250 de los pacientes afectados.