Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos para combatir el exceso de sudor

Exceso de sudorGtres

El exceso de sudor o hiperdrosis, comienza a manifestarse en la infancia y en la adolescencia, y afecta tanto a mujeres como a hombres por igual, lo que hace que hoy en día esta patología alcance una prevalencia muy alta a nivel mundial. Sin embargo, hoy en día aún "no se sabe por qué la hiperhidrosis afecta a unas personas y a otras no, sin embargo, los datos sugieren que pueda existir una causa genética", ha afirmado el jefe del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid, el doctor José Luis López Estebaranz.

Las personas que sufren hiperhidrosis tienen a producir sudor en cantidades mucho más grandes de las necesarias para controlar su temperatura corporal, especialmente en las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas, lo que hace que esto afecte seriamente a su calidad de vida, pues este problema muchas veces les condiciona a la hora de elegir un trabajo, en la forma de vestir, e incluso a la hora de participar en actividades sociales.
Estos hechos pueden llegar a afectar la autoestima y la seguridad en sí mismos. De hecho, según un estudio realizado entre personas con esta patología, un 34 por ciento piensa que sudar excesivamente en público es peor que tener miedo escénico, y un 30 por ciento cree que produce más vergüenza que tener acné o sufrir obesidad.
Por ello, el doctor José Luis López Estebaranz, ha querido compartir cinco consejos para combatir el exceso de sudoración:
1. Usar prendas que sean frescas. Las fibras naturales pueden ser frescas pero absorben el sudor y permanecen húmedas, pero algunas fibras sintéticas menos frescas repelen el sudor y permanecen secas. También es importante tener disponible ropa para mudarse durante el día.
2. Mantener un ambiente en el trabajo fresco y bien ventilado.
3. Evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes.
4. Reducir el estrés, la tensión y la ansiedad.

5. Mantener una buena higiene corporal. De esta forma evitará el mal olor corporal, pero no el exceso de sudoración.