Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chimichurri de cannabis, la última invención culinaria en Argentina

Chimichurri de cannabis, la última invención culinaria en ArgentinaGtres

La famosa salsa picante es un clásico en la cocina sudamericana, y sobre todo en la argentina. Sus ingredientes pueden ser muy variados, pero entre los innovadores sabores se encuentra ahora el aceite de cannabis. Los especialistas advierten que comiendo cannabis no podemos controlar la dosis que ingerimos, por lo que existe mayor riesgo de sobredosis.

Perejil, orégano, ajo, vinagre y ají molido son los ingredientes principales de una salsa clásica de chimichurri en Argentina. Este aderezo, que se utiliza para acompañar todo tipo de carnes y sandwiches, cuenta ahora con un nuevo ingrediente algo polémico, el cannabis.
El debate está servido, los efectos paliativos de la planta 'cannabis sativa', de donde se produce la marihuana y el hachís, han sido probados científicamente, pero aún son muchos los especialistas los que siguen afirmando que su consumo es perjudicial para la salud.  : "Al comer marihuana, que puede ser de mala calidad, las probabilidades de intoxicación son más altas. Además, los grados de absorción estomacal son mucho más elevados que los pulmonares. Lo positivo es que no se deposita carbón en los alvéolos, como cuando combustiona la planta", comenta Alejandro Piriaites, médico especialista en adicciones, al portal Infobae.
El peligro de comer marihuana se encuentra principalmente en no poder controlar la cantidad que ingerimos, explica el especialista: "si bien no existen casos de sobredosis registrados como con otras drogas, uno no puede controlar la dosis que está consumiendo, lo que podría dar lugar a experiencias desagradables".
Aún así el número de consumidores aumenta cada vez más en Sudamérica. En países como Paraguay, Uruguay y parte del sur de Brasil, el aumento del consumo de la reformulada receta de chimichurri es cada vez más común en la dieta de los ciudadanos.