Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último adiós a Charlie: los padres del bebé de 10 meses se despiden de él antes de ser desconectado

Adiós Charlie: los padres del bebé de 10 meses se despiden de él antes de ser desconectadoTwitter

Chris Gard y Connie Yates ya se han despedido de su hijo Charlie, de solo diez meses de vida. Los médicos del hospital infantil de Londres en el que está ingresado por una enfermedad rara lo desconectan este viernes del soporte vital que lo mantiene vivo. Cumplen así la sentencia europea que asegura que someterlo a un tratamiento experimental sin garantías solo hará extender su dolor y sufrimiento. Los padres han compartido su última foto con él y denuncian que no han dejado que Charlie pase sus últimas horas en casa.

La imagen que Chris y Connie han compartido a través de las redes sociales es una denuncia y un adiós estremecedor. Los dos padres duermen plácidamente junto a Charlie en su cama del hospital. Es el último sueño antes de que los médicos le desconecten de la máquina que le mantiene con vida desde que se le diagnosticó que padecía el síndrome de agotamiento mitocondrial, una extraña dolencia genética que padecen solo 16 niños en todo el mundo.
Charlie nació sano en octubre de 2016 pero dos meses más tarde, su madre empezó a detectar que a su hijo le pasaba algo. Desde ese momento empezaron las visitas a los médicos hasta que quedó ingresado en el hospital Great Ormond Street, el hospital infantil más antiguo de Inglaterra aquejado de una neumonía.
El diagnóstico de esta enfermedad rara que causa debilidad muscular progresiva suele causar la muerte en el primer año de vida.
Los padres de Charlie lo han intentado todo para lograr salvar la vida de su hijo. Su última ilusión pasada por someterle a un tratamiento experimental que se le aplicaría por parte de un médico en Estados Unidos.
Para poder llevarlo a cabo iniciaron una campaña de captación de fondos a través de las redes sociales con la que lograron ingresar casi un millon y medio de euros. Pero la Justicia no lo ha permitido.
Los tribunales británicos consideraron que el tratamiento experimental propuesto no era efectivo y prolongaría el dolor y el sufrimiento de Charlie. Estos veredictos fueron confirmados por una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que el pasado miércoles cerró la vía judicial a la reclamaciones de Chris y Connie para intentar salvar la vida de Charlie.
Prohiben llevarlo a casa
Este viernes, los médicos que atienden a Charlie le desconectan de las máquinas que le mantienen con vida. Creen que el bebé de 10 meses no sobrevivirá mucho tiempo por sus propios medios dado lo avanzado de su enfermedad, como informa Mirror.
Pero Chris y Connie no han terminado aún su batalla para dar a Charlie las mejores condiciones posible. Su última lucha, lograr que su hijo pase los últimos días en su casa y descanse en su cuarto tampoco ha sido atendida por las autoridades sanitarias británicas.
Los facultativos han negado la posibilidad de traslado aunque el coste del mismo fuese sufragado por los padres.
El último adiós a Charlie
Charlie vive las que son probablemente sus últimas horas de vida y sus padres han querido disfrutarlas junto él y enseñarnos esos momentos íntimos junto a su bebé. Por eso han compartido en las redes sociales una imagen conmovedora. Los tres comparten sueño en el último adiós a Charlie.