Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'chapuzón' navideño de Brighton, cancelado por peligrosidad

El 'chapuzón' navideño, cancelado por peligrosidad, en Brightoncuatro.com

El 25 de diciembre de 1885 tuvo lugar el primer baño en las playas de Brighton que pasaría a convertirse en una tradición navideña que ha durado hasta la actualidad. Sin embargo,  el ayuntamiento de Brighton ha considerado que se trata de un acto peligroso. La playa -alrededor del Palace Pier- será cerrada en el día de Navidad para evitar el chapuzón de los más valientes.

“Nadar en el mar requiere mucha habilidad, resistencia y conocer el peligro, por lo que solo puede ser realizado por profesionales, usando trajes adecuados y condiciones muy tranquilas”, ha contado a la BBC el gerente Chris Ingall. Añade que no está pensado que el navideño baño se vuelva a llevar a cabo en los siguientes años.
Un miembro de la Sociedad de Natación al Aire Libre, Lynne Roper, ha comparado esta tradición –que cada vez está ganando más popularidad en el mundo- con el resto de costumbres navideñas. “Es la antítesis de estar ‘calentito’ y cómodo enfrente de la chimenea con un montón de comida.”
Pero si los participantes no están acostumbrados a este tipo de eventos, la Sociedad de Nacación al Aire Libre recomienda llevar un traje de neopreno para un breve baño. Además, los bañistas deberán meterse despacio en el agua, nadar cerca de la orilla, llevar ropa de cambio y tener extrema precaución especialmente en los embalses.
Los peligros de bañarse a baja temperatura
The Royal Society for the Prevention of Accidents (para la prevención de accidentes) ha afirmado que delas 93 muertes que hubo en las playas de Reino Unido el año pasado, 20 pertenecían a este tipo de saltos a bajas temperaturas.
Los organizadores de la localidad de Brighton aseguran que no se sorprenderían si ocurriese alguna tragedia en el evento. En 2011, un hombre tuvo que ser rescatado en el día de Navidad aun habiéndose cancelado el baño por el mal tiempo. Un año después, en 2012, otra mujer fue salvada tras ser golpeada por una ola gigante.
Además de Brighton, en el resto del mundo esta tradición sí se llevará a cabo. Siempre teniendo en cuenta el clima del lugar en el que se realice.