Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La celulitis y la grasa corporal, las principales preocupaciones estéticas de las españolas

ObesidadGtres

Aunque todavía quedan unos meses para la llegada del verano, son muchas las mujeres que ya se empiezan a preocupar por la famosa operación bikini. Para acabar con la odiada celulitis hay que tomar medidas y se ha lanzado un nuevo estudio que quiere desterrar de una vez por todas las creencias erróneas extendidas en la sociedad.

"Falsos Mitos sobre Celulitis y Grasa Localizada", es un estudio realizado por una consultora demográfica independiente a 400 mujeres de 25 a 56 años que ha desprendido las siguientes conclusiones:
1. A pesar de la constada preocupación por su imagen corporal -de hecho, dos de las tres principales preocupaciones estéticas de las encuestadas es la celulitis y la grasa localizada (57,3% y 42,6%)-, la mayoría de las encuestadas no hace ningún tipo de ejercicio, seguido por aquellas que lo practicaban de forma esporádica.
2. La edad determina el tipo de preocupaciones estéticas. La celulitis y grasa localizada se convierten en una preocupación al cumplir los 25 años. Entre los 25 y 35 la mayor preocupación es la grasa localizada, mientras que, a partir de los 46, las arrugas son el principal quebradero de cabeza.
3. Aunque son preocupaciones capitales, la mayoría no sabe la diferencia entre grasa localizada y celulitis (36,5%) ni que la celulitis no es grasa localizada. Aunque sí reconocen que la celulitis es un problema que afecta a muchas mujeres, independientemente de la edad.
4. El método elegido por la mayoría para plantarle cara a ambas sería incrementar su gasto cosmético, siendo el ejercicio, la dieta o las operaciones quirúrgicas las siguientes opciones, pero ya desde lejos.
5. Por ello no sorprende que el uso de un reductor o anticelulítico le haga sentirse más segura (78%), es decir, el uso de este tipo de cosmética corporal tiene un importante componente psicológico.