Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abogada del cazador sostiene que éste vació la escopeta en un acto instintivo

Abrazos, lágrimas y expresiones de dolor en la despedida de los dos agentes rurales que murieron en Lleida abatidos a tiros por un cazador este sábado. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el alcalde de Lleida, Ángel Ros, han estado presentes en el funeral. En la comisaría donde este último declaró, por su parte, los Mossos han guardado un minuto de silencio, al igual que han hecho en su pueblo, Vacarisses, donde los vecinos no consiguen entender lo sucedido. La defensa sostiene que vació la escopeta en un acto instintivo. "Está hundido, está destrozado, no lo entiende. Él descargó la escopeta, por eso lo que hace creer es que fue una cosa mecánica, instintiva", explica su abogada, Montserrat Torres. Por su parte, los agentes rurales piden trabajar armados y que se revisen los requisitos para utilizar una escopeta para realizar su trabajo "en las máximas condiciones de seguridad". El homicida confeso presentará atenuantes para rebajar la pena, pero podría hacer frente a una condena de 15 años por cada una de las víctimas.