Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caudal del Ebro en Logroño puede alcanzar los 1.200 m3/s

El caudal del río Ebro a su paso por Logroño podrá alcanzar un máximo de 1.200 metros cúbicos por segundo en la tarde de este viernes, según la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en su última previsión de avenidas de carácter extraordinario para el eje del Ebro que se van actualizando a medida que se va desarrollando el episodio en los afluentes implicados.

En este sentido, señala se trata, principalmente, de los correspondiente a la margen izquierda desde la cabecera de la cuenca y hasta el río Aragón y fruto de las precipitaciones registradas con acumulados medios de 30 a 70 l/m2 y zonas de más de 100 l/m2 en 24 horas, unido a la fusión de la nieve. Esta previsión, realizada con caudales observados reduce ya el grado de incertidumbre respecto a las remitidas anteriormente y basadas en previsiones meteorológicas.
Con ello, en el caso de los ríos de cabecera con caudales más destacados, el Nela en Villarcayo (Burgos) se sitúa cerca de 160 m3/s. Por su parte, en los afluentes de la parte Navarra se ha producido una crecida de carácter extraordinaria en el río Arga. En esta cuenca en Etxauri se han alcanzado los 955 m3/s y se prevé que el caudal se sitúe también en el entorno de 1.000 m3/s en Funes.
Con la subida de temperaturas vivida en las últimas horas en la cabecera de la cuenca, unida a las precipitaciones registradas y teniendo en cuenta los caudales referidos en la zona de cabecera, se esperan para la última hora de hoy caudales entre 750 y 800 m3/s en el Ebro a su paso por Miranda de Ebro (Burgos), dentro ya de caudales de avenida extraordinaria, aunque al mediodía podrían superarse niveles importantes, superiores a la crecida del pasado día 16 de febrero, pero sustancialmente inferiores a la de finales de enero.
En el caso de Miranda es importante reseñar las maniobras realizadas en el embalse del Ebro, en Cantabria, que ha cortado sus aportaciones después de realizar un desembalse preventivo y en el embalse de Sobrón. En este último caso se está realizando una maniobra que pretende intentar reducir los caudales circulantes aguas abajo en hasta 50 m3/s.
Siguiendo con las previsiones para el eje del Ebro, en el caso de Logroño los caudales se situarían en torno a los 1.200 m3/s para la tarde de hoy viernes.
Las previsiones para el tramo medio siguen indicando un episodio de avenida extraordinaria y los caudales en Castejón (Navarra) podrían situarse para la madrugada del jueves al viernes, en torno a 2.400 m3/s, siendo ya superiores a 2.000 m3/s. Los caudales punta de alcanzarán en Zaragoza los 2.000-2100 m3/s durante la madrugada del sábado al domingo.
DESEMBALSES PREVENTIVOS
La Confederación durante este episodio está siguiendo sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada a través del Comité Permanente de Avenidas, que se ha mantenido constituido durante todo este periodo de crecidas en la cuenca del Ebro. Además, ha realizado los preceptivos avisos a Protección Civil.
El Organismo, como se ha informado, ha estado realizando desembalses preventivos en los embalses que se sitúan en cuencas que se están viendo implicadas en este episodio de crecidas, generando un resguardo que permite en la medida de lo posible la reducción de los caudales circulantes, gracias a un efecto de laminación. Para este episodio se calcula que la acción conjunta de los embalses ha reducido entre 600 y 800 m3/s el caudal previsto en Castejón.
Actualmente se mantienen las órdenes de desembalse en el embalse de Ullíbarri (60 m3/s), en Álava, en el río Zadorra, afluente del Ebro aguas abajo de Miranda de Ebro y Mequinenza, en el bajo Ebro, donde los vertidos se van a ir aumentando hasta los 1.550 m3/s.