Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El plan catalán para refugiados logra más de la mitad de los 500 mentores requeridos en horas

Un total de 275 personas se han inscrito para ser mentores de refugiados en Catalunya y ayudarles en su integración, más de la mitad de los 500 que el Govern dijo el martes que se necesitaban para desplegar el Programa Catalán de Refugio.
Lo ha explicado este miércoles en el pleno del Parlament la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, que en la presentación del plan catalán detalló que el objetivo de la iniciativa es que los refugiados alcancen la plena ciudadanía, facilitando la acogida a personas que hayan culminado el programa estatal de refugio en Catalunya sin haber alcanzado una autonomía suficiente, a nivel laboral, lingüístico y de relaciones.
El plan empezará de forma piloto en mayo con un centenar de refugiados y 500 mentores, que son voluntarios del territorio que harán tareas de ayuda y seguimiento de los planes individuales de actividad (PIA) que deberán seguir los refugiados para integrarse a través del aprendizaje de la lengua, búsqueda de trabajo y establecimiento de vínculos.