Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El castillo hinchable pudo salir volando al perder aire por una cremallera sin cerrar

El castillo hinchable de Caldes pudo salir volando al perder aire por una cremallera sin cerrartelecinco.es

El castillo hinchable del restaurante de Caldes de Malavella (Girona) en el que murió una niña de seis años pudo haber salido volando y recorrer 40 metros porque una de las cremalleras laterales estaba sin cerrar y dejó salir el aire repentinamente, han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

La atracción tiene dos ventanas laterales de tela que se cierran con cremallera y velcro y que sirven para que cuando se quiere desmontar, se pueda desinflar rápidamente.
La principal hipótesis de los investigadores es que una de esas ventanas no se cerrara correctamente y solamente estuviera sellada con el velcro, pero no con la cremallera, y que con el peso de los niños se abriera y dejara ir el aire, creando un efecto globo pinchado.
Además, la atracción solamente tenía fijados dos de los seis anclajes, lo que pudo contribuir a que la atracción volara, si bienahora se está a la espera de los análisis policiales y de los peritos.
En cualquier caso, ese día en la zona soplaba muy poco viento, por lo que en principio se descarta que pudiera tener influencia en el suceso; las recomendaciones de seguridad indican que en ningún caso se puede tener un castillo abierto si el viento supera los 38 kilómetros por hora.
Según La Vanguardia, el propietario explicó que el castillo lo compró de segunda mano a un feriante.
En el incidente, murió una niña de seis años y otros menores de entre tres y 11 años resultaron heridos con policontusiones de diversa consideración.