Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seleccionadas las 36 personas de las que saldrá el jurado del caso Asunta

Los padres de Asunta con la pequeña en Santiagotelecinco.es

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha seleccionado por sorteo a un grupo de 36 personas --22 hombres y 14 mujeres-- de que saldrán los 9 integrantes del jurado popular que participará en el juicio por la muerte de Asunta Basterra y que decidirá sobre la culpabilidad o inocencia de los dos acusados del crimen, sus padres Rosario Porto y Alfonso Basterra.

En un breve acto al que han asistido tanto los letrados de las defensas como los de la acusación popular y el fiscal, un programa informático ha escogido de forma aleatoria 36 personas de un universo de 998 susceptibles de ser elegidas como jurado popular en la provincia de A Coruña.
De los seleccionados, 17 se corresponden al partido judicial de A Coruña, dos al de Ribeira, dos al de Santiago, siete al de Ferrol, dos al de Betanzos, dos al de Ordes, tres al de Corcubión, uno al de Noia y uno al de Carballo.
Tras esta selección, el juzgado iniciará ahora la notificación de las personas elegidas, que podrán presentar alegaciones y "excusas" para no participar en el proceso.
El día que se inicie el juicio, cuya fecha podría estar ya fijada esta semana y durará entre tres y cinco semanas, deberán presentarse un mínimo de 20 de estas 36 personas, tras lo que las partes --agrupadas en Fiscalía, defensa y acusación-- podrán recusar a un máximo de tres jurados cada una. Finalmente, serán seleccionadas nueve personas para integrar el jurado, a las que se sumarán dos como suplentes.
El abogado defensor de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha expresado a la salida del sorteo su deseo de conseguir "un tribunal lo más imparcial posible", una cuestión que, no obstante "va a ser difícil".
"Yo les voy a preguntar si tienen una posición tomada al respeto y aquel que la tenga, como si se tiene que venir 50 veces a seguir llenando la lista de candidatos", ha declarado Aranguren, que ha puesto en duda la capacidad de los elegidos de ser imparciales sobre este caso. "Creo que si la gente habla con verdad va a ser muy difícil alcanzar un tribunal", ha sentenciado.
Por el contrario, los abogados de la acusación popular, que ostenta la Asociación Clara Campoamor, ha mostrado su "confianza" en la ciudadanía y en su capacidad de ejercer con rigor la "obligación" constitucional de ser jurado popular.
En este sentido, Ricardo Pérez Lama ha asegurado que las palabras de Aranguren corresponden a una "apreciación" personal que desde la acusación no "comparten en absoluto", mientras que Rocío Beceiro ha asegurado que es "suponer una falta de criterio y capacidad del jurado que, a priori, no debe hacerse".
"Los jurados tienen una obligación y un derecho constitucional que ejercer, son personas absolutamente responsables y es la máxima expresión de la justicia", ha apuntado el letrado, al tiempo que ha afirmado que "no se van a dejar influenciar" dado que conocerán el caso y las pruebas "de primera mano" y a partir de ahí "harán sus juicios".
El Caso Asunta
Asunta Basterra, de 12 años, cuyo cuerpo fue hallado en una pista forestal del municipio coruñés de Teo, falleció en la tarde del 21 de septiembre de 2013. Las pruebas practicadas determinaron que la muerte se había producido por asfixia y que, anteriormente y durante meses, la niña había ingerido un ansiolítico, Orfidal, que anuló su voluntad antes de ser asesinada.
Para los padres de Asunta la acusación popular pide 20 años de cárcel por un delito de asesinato, una pena que la Fiscalía rebaja a 18 años de prisión. Mientras, las defensas, que mantienen que existe un plan para implicar a los padres, solicitan la libre absolución.