Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Barkley Marathon, la carrera que se come tu juventud

Quienes la conocen dicen que es la carrera que se come tu juventud, otros prefieren llamarla la carrera más dura del mundo. Es la Barkley Marathon, en las montañas de Frozen Head, en Tennessee. Se ha disputado en 31 ocasiones y tan solo 15 hombres han conseguido terminarla, el último de ellos esta semana, se llama Jhon Kelly y ha sido el único de los 40 corredores que ha logrado llegar a tiempo a la meta. Porque esta carrera es tan dura como diferente. 

A través de un terreno inhóspito de frondosa vegetación,  un sube y baja de colinas con un recorrido de un desnivel de 16.200 metros, los competidores tan solo cuentan con un mapa y una brújula para dar cinco vueltas a un  circuito de 20 millas que deben recorrer en menos de 60 horas, por lo que dormir se convierte en una opción casi imposible. Quien llega fuera de tiempo pierde, como Gary Robbins que en esta edición llegó segundo pero fue descalificado porque tardó 60 horas y 6 segundos. 

La primera edición de esta carrera se celebró en 1986, pero su historia se remonta a 1977, cuando el asesino de Martin Luther King, James Earl Ray, escapó de la antigua prisión de Brushy Mountanin, Ray tan solo consiguió alejarse unos 15 kilómetros, las montañas y los bosques por los que hoy transcurre la carrera fueron un laberinto para él y fue capturado 54 horas después. 

El incidente llamó la atención de Gary Cantrell, un corredor de maratones que decidió crear la carrera más dura del mundo y puede que la más atípica. Sobre cada dorsal reza el lema 'en qué estaría yo pensando'. Gary Cantrel sigue siendo hoy el director de la prueba, y como desde la primera edición aquí no hay pistoletazo de salida. La carrera comienza cuando Gary enciende un cigarrillo.