Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El capitán marítimo de Avilés cree que hoy es el día clave en el rescate del 'Santa Ana'

Proa del pesquero gallego hundido en las costa asturianaEFE

Este jueves es el día clave en el rescate del 'Santa Ana', según ha asegurado a los medios de comunicación el capitán marítimo de Avilés, Licinio Alonso. Ya se han realizado dos intentos para enganchar la proa del barco y estabilizarlo. El primero fue fallido y el segundo se hizo cuando la situación meteorológica había empeorado.

Al mismo tiempo se ha intentado dar un seno de alambre por la proa y que se pueda fijar. Cualquiera de las dos posibilidades serviría para estabilizar el 'Santa Ana'. "Seguimos con las operaciones y con el objetivo de afianzar el barco", ha explicado Alonso. Hasta que así no ocurra se descarta la inmersión de los buzos hasta los 30 metros en que se encuentra el buque, colocado en posición vertical y con un movimiento oscilatorio.
Precisamente el grupo de rescate espera que las condiciones meteorológicas sean más favorables y que se pueda avanzar en la búsqueda de los seis marineros que desaparecieron --dos de ellos son gallegos-- tras el hundimiento del buque portugués en el entorno de Cabo Peñas. Alonso ha destacado que se está haciendo "todo lo técnico y humanamente posible".
De momento hay un único superviviente, Manuel Simal, que ya ha sido dado de alta en el Hospital San Agustín y trasladado a su casa de Muros (A Coruña) y dos fallecidos cuyos cuerpos también han sido llevados a sus localidades de origen. Se trata del patrón del barco Francisco Gomes Fragateiro, de nacionalidad portuguesa; y del cocinero del mismo, Manuel Indalecio Mayo Brea, también natural de Muros.
Los cuerpos que se buscan son los del resto de la tripulación: Manuel María Tajes Lucas José Mayo, ambos de nacionalidad española; Víctor José Farinhas, portugués y Suherman y Wasito, de Indonesia. A ellas se suma el asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón.