Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo descubrir el cáncer de piel

Los casos de melanoma aumentan un 3 y 8 por ciento cada año pero la mortalidad se mantieneInformativos Telecinco/Agencias

El de piel es la forma más común de cáncer y también uno de los tipos de cáncer más curables. Casi todos los tipos de este cáncer resultan de la exposición excesiva a la luz ultravioleta. En España se diagnostican unos 3.600 casos anuales de melanomas, el cáncer de piel que más preocupa. “El diagnóstico temprano es clave para la cura”, dicen los expertos.

"La gente subestima el daño que las quemaduras de sol pueden hacer a su piel. Muchas personas piensan que el enrojecimiento de la piel es sólo una parte inofensiva del proceso de curtido de la piel, más que un signo de un daño irreparable", ha explicado a la BBC, Johnathon Major, de la Asociación Británica de Dermatólogos.
En España se diagnostican unos 3.600 casos anuales de melanomas, el cáncer de piel que más preocupa a los oncólogos. Como en el resto de Europa, es un tumor más frecuente entre las mujeres (2,7% de los cánceres femeninos) que entre los hombres (1,5%).
Según Walayat Hussain, especialista en cáncer de piel del Leeds Teaching Hospitals NHS Trust, "un diagnóstico temprano es la clave para la cura". La mejor forma de prevenir el melanoma es poner atención a la piel y sobre todo a los lunares.
La American Cancer Society le da a conocer las señales de advertencia del melanoma
  • Debe observar si hay asimetría y si tiene un lunar con bordes que están poco definidos o son irregulares.
  • Los cambios en el color de un lunar ta,bieñn son importantes. Hay que observar su oscurecimiento, extensión del color, pérdida de color o la apariencia de diferentes colores, como azul, rojo, blanco, rosado, púrpura o gris.
  • Hay que tener en cuenta el tamaño. Un lunar más grande que 1/4 de pulgada de diámetro (aproximadamente del tamaño de la goma de borrar de un lápiz).
  • Un lunar que está elevado por encima de la piel y tiene una superficie irregular.