Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con cáncer terminal, pasa sus últimos meses buscando una familia de acogida para su hijo

Nick Rosetelecinco.es

Misión cumplida. Nick Rose, un padre soltero con cáncer terminal, pasó sus últimos meses de vida buscando una buena familia de acogida para su hijo de cuatro años. Y lo consiguió. A sus 40 años, este hombre de la localidad británica de Paignton, en Devon, luchó contra un cáncer agresivo que se extendió desde sus huesos hasta sus pulmones. Falleció el pasado martes.

Desde que a Nick Rose le diagnosticaron un cáncer terminal, no pensó en otra cosa que en buscar una familia para su pequeño de cuatro años. La madre les abandonó al poco de nacer el niño y Nick quería que si él faltaba, Logan estuviese lo mejor cuidado posible. Por eso, a pesar de sufrir unos dolores tremendos  antes de su muerte, su prioridad siempre fue encontrar una familia de acogida. 
La batalla contra el cáncer comenzó hace nueve meses cuando Nick descubrió un bulto en su cuello. Tras conocer el diagnóstico tan devastador, este padre soltero de 40 años solo pensó en el futuro de su pequeño.
Los amigos se volcaron con ambos. Cuidaron del niño cuando fue necesario y ahora, tras la pérdida de Nick el pasado martes, solo tienen palabras de afecto. "Logan no se enteró de nada. En casa, todo eran bromas", reconocen sus amigos a DailyMail. Hasta el final, "Nick trató de mantenerse fuerte para su hijo durante el mayor tiempo posible. Era un gran hombre".