Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El calor extremo nos vuelve irritable y aumenta la posibilidad de conflictos

El calor nos levanta el ánimo, pero cuando se supera un límite, las altas temperaturas nos ponen de mal humor. Con el bochorno, nos volvemos irritables, según varios estudios científicos. Hay estudios que aseguran que cuando sube el mercurio, aumentan los conflictos bélicos. La Historia les da la razón. Un día como hoy, 14 de julio, de hace 226 años, tuvo lugar la Toma de la Bastilla en París que dio inicio a la Revolución Francesa. La Guerra Civil estalló en julio, al igual, que la Primera Guera Mundial. La Universidad de California, en Berkley, ha cruzado partes metereológicos y hechos históricos. Concluye que cada cada 4 décimas que sube el termómetro, aumenta un 14% la probabilidad de una guerra en África. En Estados Unidos, tendría que subir 3 grados para que aumentara la violencia en la misma proporción. Frenar el cambio climático es un gran desafío, un desafío que podría evitar conflictos bélicos.