Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fuego calcina en los primeros días de septiembre unas 15.000 hectáreas, casi el 30% del total de este año

El fuego ha arrasado unos 15.000 hectáreas de superficie durante los primeros once días de septiembre, lo que representa casi el 30 por ciento (29,51%) de todo lo quemado a lo largo de 2016, que asciende a 51.361 hectáreas.
Según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente hasta el 11 de septiembre, en los meses de agosto y lo que va de septiembre han ardido prácticamente el total del año, 45.175 hectáreas, casi el 88 por ciento.
Sin embargo, la cifra es un 30,61 por ciento menor a la superficie quemada en el mismo periodo de 2015 y un 40,11 por ciento inferior a la media del decenio.
Del mismo modo, 2016 lleva registrados menos siniestros, un total de 6.980 fuegos, 2.442 menos que en el mismo plazo del año pasado y 3.687 que la media del decenio (10.667 siniestros).
De estos, la mayor parte, más del 75 por ciento fueron conatos, en los que se quemó menos de 1 hectárea de superficie y el resto, 1.709 fuegos alcanzaron el nivel de incendio, al pasar de una hectárea arrasada.
Entre ellos, 17 se convirtieron en Grandes Incendios Forestales, al pasar de las 500 hectáreas de suelo quemado. Si bien, los grandes incendios de 2016 se situarían en la parte alta de la tabla del decenio, que tiene una media de 21 grandes incendios forestales, que en 2015 se quedó en 14 grandes fuegos en el mismo periodo.
Así, por grandes incendios 2016 se colocaría en el cuarto puesto, después de 2006, con 58 GIF; 2012, con 39; 2009 con 35 y ligeramente por encima de 2013, con 16 incendios de más de 500 hectáreas.
Por tipo de superficie, 24.950 hectáreas quemadas eran de superficie matorral y monte abierto; 22.562 hectáreas de superficie arbolada y 3.849 hectáreas de pastos y dehesas.
En total, el fuego ha afectado en lo que va de año al 0,186 por ciento del total del territorio. En cuanto a la distribución geográfica del fuego, el 44,20 por ciento de los siniestros tuvo lugar en el noroeste; el 31,96% en las comunidades interiores; el 22,74% en Canarias.
De estos, el 43,74 por ciento de la superficie arbolada ardió en el noroeste; el 23,43 por ciento en las comunidades interiores; el 23,32 por ciento, en el Mediterráneo y el 9,52 por ciento del total en Canarias.
Por último, el 42,77 por ciento de la superficie arbolada se quemó en el noroeste; el 22,90 por ciento en el Mediterráneo; el 19,07 por ciento en Canarias y el 15,25 por ciento en las comunidades interiores.