Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beber tres cafés al día reduce el riesgo de muerte, sobre todo en los hombres

Cada día tomamos 2,25 mil millones de tazas de café en todo el mundo. Dos nuevos estudios publicados en 'Annals of Internal Medicine', uno hecho en Europa y otro en EEUU, subrayan los beneficios que aporta el café para la salud. Ambos trabajados determinan que quienes consumen más café tienen un riesgo de muerte significativamente menor. Beber café reduce la mortalidad prematura entre un 18% y un 3% en hombres y entre un 8% y un 1% en mujeres, según ambas investigaciones.

El estudio europeo, realizado por investigadores de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) y el 'Imperial College de Londres', Reino Unido, mostró que los niveles más altos de consumo de café están asociados con un menor riesgo de muerte, especialemente por enfermedades circulatorias y digestivas.
El café es una de las bebidas más consumidas del mundo, con 2,25 mil millones de tazas bebidas en todo el mundo cada día. Sus compuestos que pueden interactuar con el cuerpo, incluyendo cafeína, diterpenos y antioxidantes, y las proporciones de estos compuestos pueden verse afectadas por el método empleado para preparar el café.
Hasta hoy, estudios previos recogían los perjuicios del café para la salud. Afirmación que se desmiente ahora por partida doble. Los investigadores europeos han hecho el mayor estudio hasta la fecha entre salud y café con resultados similares en los diez países  analizados, entre ellos España. Durante 16 años han estudiado a 521.330 personas de más de 35 años.
Quienes bebían más café eran más jóvenes y también eran más propensos a ser más fumadores, bebedores, comer más carne y menos frutas y verduras. Después de 16 años, casi 42.000 personas del estudio habían muerto por una serie de patologías incluyendo cáncer, enfermedades circulatorias, insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular.Después de analizar estilo de vida, dieta y tabaquismo, los científicos descubrieron que el grupo con mayor consumo de café registraba un menor riesgo de todas las causas de muerte. Beber tres cafés o más al día reduce la mortalidad prematura un 18% en hombres y un 8% en mujeres, según este trabajo. Si tomamos un café al día, la mortalidad prematura se reduce un 3% en hombres y 1% en mujeres.
En un subconjunto de 14.000 personas, también analizaron los biomarcadores metabólicos y hallaron que los bebedores de café pueden tener hígados más saludables y un mejor control de la glucosa. "Encontramos que beber más café estaba está asociado con un perfil de función hepática y una respuesta inmune más favorables", subraya el doctor Marc Gunter, autor principal del IARC.
Investigación norteamericana
En la segunda investigación, la de EEUU, se detectó que el consumo de café se vincula con un menor riesgo de muerte debido a enfermedades del corazón, cáncer, apoplejía, diabetes y enfermedad respiratoria y renal para afroamericanos, japoneses, latinos y blancos. Las personas que consumían una taza de café al día tenían un 12% menos de probabilidades de morir en comparación con las que no tomaban café.
La menor mortalidad estuvo presente independientemente de si la gente bebía café normalmente o descafeinado, lo que sugiere que la relación no está ligada a la cafeína, según la autora principal del estudio, Veronica W. Setiawan, profesora asociada de Medicina Preventiva en la Escuela de Medicina de la Universidad de Sur de California (USC), en Estados Unidos.
"No podemos decir que beber café prolongará su vida, pero vemos una asociación --aclara Setiawan--. Si te gusta beber café, bebe; si no eres un bebedor de café, entonces tienes que considerar si deberías empezar a tomarlo".
Dado que el estudio se hizo con cuatro etnias diferentes, Setiawan considera que es seguro decir que los resultados se aplican a otros grupos. "Este estudio es el más grande de su tipo e incluye minorías que tienen estilos de vida muy diferentes -destaca Setiawan--. Ver un patrón similar entre diferentes poblaciones da un respaldo biológico más fuerte al argumento de que el café es bueno para usted, ya sea blanco, afroamericano, latino o asiático".