Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cae por un acantilado de 50 metros mientras esquía

Impactantes las imágenes que ha grabado un esquiador, que se llevó una sorpresa de infarto cuando, accidentalmente, se arrojó por un precipicio. Ha ocurrido en el Monte Timpanogos, en Utah, EEUU. El protagonista de la historia, Devin Stratton, decidió seguir las huellas de otro esquiador, lo que le llevó a precipitarse por un acantilado.

“Resulta que tengo miedo a las alturas… Milagrosamente, no tengo ni una contusión”, escribió en su cuenta de Instagram. Según señala, se rompió todo su equipo de esquí, incluido el casco. Sus primas compartieron el vídeo en Youtube, asegurando que se había caido de más de 152 pies (46 metros).