Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los británicos, “avergonzados” de los excesos de sus jóvenes en Magaluf

Todos los años se repite. Magaluf, –o como muchos ellos lo llaman por sus excesos, ‘Shagaluf’, es el destino para el desenfreno de muchos jóvenes británicos. Los que han estado allí reconocen la fama del denominado ‘turismo de borrachera’. Las noches de alcohol y sexo descontrolado, que ofrecen, de forma velada, los paquetes vacacionales de los teleoperadores.

“De alguna manera se sugiere: ve allí y ten una fiesta loca”, afirma un joven británico. Fiestas que acaban en peleas, en ‘balconing’ y en comas etílicos, y que avergüenzan hasta a los propios británicos.

Mallorca ha pedido ayuda al cónsul británico. Quiere que las agencias británicas cambien su mensaje, para que del ‘Magaluf sin ley’ pasen a otro de un Magaluf con imágenes mucho más apacibles, alejadas de los excesos.