Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se hace millonario robando obras de arte que sustituía por copias que hacía él mismo

obras de arte chinocuatro.com

Un bibliotecario chino copió y sustituyó más de 100 obras de arte de la Galería de Bellas Artes de Guangzhou, donde trabajaba. Xiao Yuan, de 57 años, durante 2004 y 2006 se dedicó a robar las piezas, no sin antes reponerlas con falsificaciones que él mismo hacía.

El hombre se hizo millonario con las obras de arte que tras robarlas las subastaba. Con el dinero, que le reportó su lucrativa actividad, unos seis millones de dólares compró pisos y otras obras, según ha publicado The Telegraph.
El bibliotecario robó más de 143 cuadros de algunos de los artistas chinos mejor valorados.  Entre las obras robadas, según los documentos judiciales, había pinturas de los influyentes artistas del siglo XX Qi baishi, que pintaba acuarelas, Zhang Daqian, famoso paisajista. También robó  "Roca y piedras", de Zhu Da, pintor y calígrafo del siglo XVII que utilizaba tinta monocromática.
Xiao Yuan ha sido juzgado por un tribunal de Guangzhou, ciudad al sureste de China, que colgó la audiencia en internet.
En su defensa, el hombre alegó que la práctica parecía que otros también lo hacían y en su primer día de trabajo se dio cuenta de que ya había obras falsas colgadas en la galería.

Incluso después, cuando él ya había sustituido algunas de las piezas originales con sus falsificaciones, se sorprendió al descubrir que alguien había sustituido esas copias por otras réplicas.
Xiao Yuan se ha declarado culpable de un delito de corrupción, ha pedido disculpas a la galería, a sus compañeros y a su familia por su comportamiento.
El hombre dijo que dejó de robar cuando las obras se trasladaron a otra galería. Dirigió la biblioteca de la universidad hasta 2010. Sus delitos salieron a la luz cuando un empleado descubrió lo ocurrido y acudió a la Policía.