Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿En qué beneficia el consumo de ajo?

Ajocuatro.com

El ajo es uno de alimentos con mayor uso y tradición tanto en los fogones como a modo de remedio natural. Desde hace siglos se ha empleado en multitud de recetas por su sabor y su aporte al organismo. Aquí vamos a contar algunas de la ventajas que tiene este ancestral producto.

En cuanto a su aporte nutricional, el ajo es un alimento con un alto contenido calórico, pero debido a que no solemos consumirlo en grandes cantidades, este es un factor que no tiene porqué resultar perjudicial. Pero lo interesante está dentro, en sus componentes, tiene altos niveles de vitaminas del tipo B y minerales que favorecen el rendimiento, aunque su principal virtud essu alta concentración de compuestos sulfurosos como la alicina.
Según el medio 'mejorconsalud.com', debido a los elementos que contiene es un buen complemento para aliviar varias infecciones, trastornos metabólicos y problemas del sistema respiratorio o el cardiovascular gracias a sus antioxidantes.
Al consumirlo se incrementa la elasticidad de las arterias, se disminuye el exceso de colesterol y nivela la presión arterial.
Pero vamos a contar en qué consiste un truco que las abuelas siempre han contado: poner ajo bajo la almohada para conciliar mejor el sueño.
Por muy disparatado que parezca, este remedio para los noctámbulos es cierto. Los compuestos sulfurosos que contiene el ajo se extienden con su olor y producen un efecto relajante que favorece la calidad de sueño. Además, como complemento se recomienda consumir un diente de ajo en ayunas nada más despertarse. En este último consejo se puede añadir un poco de limón para hacer más fácil su ingesta.
Otra receta que se recomienda para aprovechar las propiedades del ajo y tener un sueño largo y profundo es consumir este remedio natural.
Se hierve un diente de ajo triturado en unos 200 ml de leche durante unos tres minutos y, tras dejarlo reposar, se le añade una cucharada de miel para suavizar el sabor. Es conveniente tomar esta bebida una media hora antes de ir a la cama para aprovechar al máximo las horas de sueño.