Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El peso al nacer influye en la inteligencia

bebeGtres

Nacer con un peso bajo está asociado con un menor coeficiente de inteligencia (CI) en la niñez y la juventud, pero también a los 50 años, según un estudio de la Universidad de Copenhague.

La investigación determinó que los niños con un peso al nacer de 3,5 a 4 kilos obtuvieron cinco puntos más en las pruebas de CI a la edad de 28 años y de nuevo a la edad de 50 años.
"La asociación entre el peso al nacer y la inteligencia es estable desde la juventud hasta la mediana edad", explica la autora principal, Trine Flensborg-Madsen. "Hay consecuencias cognitivas del peso al nacer que no disminuyen", añade.
Nacer con menos de 2,5 kilos está asociado con varios problemas de salud, como la posibilidad de tener un CI más bajo en la juventud con respecto de nacer con un peso normal (2,5-4 kg). El peso promedio al nacer de los bebés del estudio era 3,3 kg.
Los que nacieron con 3,5-4 kg tenían un CI de por lo menos cinco puntos más a los 28 y 50 años que los bebés que nacieron con 2,5 kg o menos. En el mundo, cada año, nacen unos 22 millones (16 por ciento) de bebés con bajo peso, lo que eleva el riesgo de muerte en los primeros meses y años de vida, indica UNICEF.
El equipo analizó datos de casi 4.700 bebés que habían nacido en Copenhague entre 1959 y 1961; utilizó las historias clínicas y los resultados de las pruebas de inteligencia cuando tenían 19, 28 y 50 años. Organizó a los bebés en cinco categorías por el peso: bajo peso (2,5 kg o menos); 2,5-3 kg; 3-3,5 kg; 3,5-4 kg y sobrepeso (más de 4 kg).
Los bebés con el peso promedio quedaron en la categoría media (3-3,5 kg). El peso al nacer estuvo significativamente asociado con la inteligencia en las tres evaluaciones de inteligencia, según publican los autores en Pediatrics.
Esta relación se mantuvo aun tras controlar otros factores que influyen en la inteligencia, como el nivel socioeconómico del hogar y la edad gestacional. El bajo peso al nacer no explica por completo la conexión porque también se mantuvo en los bebés que nacieron con un peso saludable, según finaliza el equipo.