Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vende a su bebé de 18 días de edad para poder comprarse un iPhone

Vende a su bebé de 18 días de edad para poder comprarse un iPhoneReuters

Un hombre de nacionalidad china ha sido condenado a tres años en prisión después de que la policía comprobase que había vendido a través de Internet a su bebé, de 18 días de edad, para poder comprarse un iPhone y una motocicleta. El comprador, que ofreció casi 3.230 euros, se entregó a las autoridades y denunció los hechos facilitando así la investigación.

Un joven chino que responde al nombre de 'A Duan' se ha convertido en noticia internacional después de conocerse que ha sido encarcelado por vender a su bebé de 18 días de edad a través de Internet con el objetivo de conseguir comprarse un iPhone.
El hombre, residente de Tong'an, en la provincia china de Fujian, al sureste del país, encontró a una persona interesada en comprar a su propio hijo a través del servicio de mensajería instantánea 'QQ'.
Según recoge el diario británico The Independent, el comprador ofreció cerca de 3.230 euros por el bebé, pero tras la compra decidió voluntariamente presentarse ante la policía para confesar lo ocurrido.
Fue gracias a ello por lo que comenzaron una investigación que terminó localizando a la madre del pequeño, Xiao Mei, quien dio su particular versión de los hechos a las autoridades:
"Yo misma fui adoptada y la gente de mi localidad envía a sus hijos a otras personas para que los críen y crezcan con ellos. No sabía que eso era ilegal", justificó.
Según se ha podido conocer, tanto ella como el padre, –que se pasaba las horas en cibercafés mientras su pareja trabajaba en diversos trabajos a tiempo parcial–, tenían 19 años en el momento en que decidieron continuar con un parto no deseado.
Ahora, el hombre había decidido deshacerse del pequeño para conseguir el famoso dispositivo móvil de Apple además de una motocicleta, pero la policía, tras comprobar los hechos, ya le ha detenido y ha sido condenado a un total de tres años en prisión.